(Comunicado 2/11/2013) Mi negro corazón esta con ustedes, cada latido lleva su nombre. Palabras de un detenido en Villa Francia que se encuentra en la calle.

c

No pretendo hacer un recuento de los sucesos que nos azotaron aquella noche de septiembre. Creo que los comunicados de mis compañeros han sido lo suficientemente claros acerca de lo ocurrido aquella noche.

La necesidad de la reivindicación no pasa necesariamente por una situación determinada como el paso por la cárcel o por los vientos de la clandestinidad, para quien escribe las ganas de reivindicar su corazón anarquico nacen necesariamente de las ansias de confrontar al poder y de re apropiarse de su vida. Fui detenido aquella noche, al igual que los demás compañeros me vi sometido, pero no derrotado en las calles de Villa Francia, luego pasar horas junto a la policía y gendarmes, tuve que soportar que una persona en un estrado decidiera mi futuro. Por razones que desconozco a ciencia cierta la policía opto por no hacerme una pieza más dentro de el escenario que dejo a compañeros con la imposibilidad de salir a la calle, convirtiendo sus casas en cárceles, transformando sus espacios privados en tortura.

Por mi parte solo fui formalizado por desordenes graves, los cuales quedaron en nada frente a nuestra decisión de rechazar la propuesta de la fiscalia. Sin embargo creo que quienes fuimos detenidos aquella noche, estamos en la obligación política de no retroceder y acompañar firmemente a los compañeros hoy detenidos. Lo queramos o no estamos en una posición privilegiada, podemos hacer de la solidaridad una acción concreta, no hacerlo es abrazar la pasividad, es aquella una derrota más dolorosa e importante que la detención que sufrimos. El compromiso con mis compañeros supera mucha de las diferencias que puedo tener con ellos, con sus temperamentos y cariños, hoy hermano mi senda de lucha con muchos de los que aquella noche, decidimos optar por enfrentar y a atacar a la autoridad. Mi negro corazón esta con ustedes, cada latido lleva su nombre.

Lo ocurrido aquella noche fue un desastre, aquella noche no es solo una derrota de los detenidos, sino que también lo es de los grupo operativos que accionaron en la villa, como también de el entorno solidario. La crítica a los sucesos ocurridos es necesaria, es fundamental para que episodios como este no se vuelvan a repetir, entendamos que hoy el escenario no es de los mejores pero tampoco es el más hostil ¿Qué hubiera pasado si los compañeros sometiera a prisión preventiva dentro de una cárcel regular?

Nuestra crítica se establece desde diversas instancias desde el movimiento previo a la acción, los instantes en que nos enfrentamos con las fuerzas especiales como también el momento que siguió a la vorágine de acontecimientos.

El momento previo.

Si analizamos desde un movimiento previo, es importante asumir que no supimos leer el escenario represivo que se tramaba y que con semanas de antelación se orquestaba en la calles de aquella población de estación central. La zona había sido intervenida por las fuerzas de seguridad por semanas, se produjo un fenómeno de militarización del espacio, en el cual carros lanzas gases se paseaban sin mayores problemas por el lugar, efectivos de uniforme, armadura o civil, no solo merodeaban por el lugar, sino que también realizaban controles de identidad, revisión de

pertenencias inclusive paraban buses del transantiago para realizar controles a quienes se transportaban dentro. Más que denunciar estos hechos, es importante considerarlos ya que esto demuestra el grado de control que ejercía la policía sobre el espacio, espacio que luego sería el mismo del enfrentamiento. Y este hecho no se desarrollo por días, sino que fue una constante desde fines de agosto, constante que con los días se agudizo.

Si a esto le sumamos que la policía ha hecho una revisión de sus estrategias represivas y ha incursionada con ellas en las diferentes marchas que se han realizado durante el año, es de esta forma como por ejemplo la caballería fue reemplaza por los motoristas de fuerzas especiales. La marcha conmemorativa del golpe de Estado nos entrego luces sobre aquello, en medio de la protesta y cuando las capuchas se desplegaban caoticamente por los alrededor de cerro blanco, hicieron aparición las motos de fuerzas especiales las cuales fueron atacadas por los insumisos, pero desde la otra esquina se desplegaban los carros, guanacos y efectivos a pies, encerrando a los manifestantes. Por un lado las motos que ya no estaban en posición defensiva, por el otro un gran edificio, al frente de este un cerro y hacia el norte los pacos y sus vehículos jugando a “la pesca”, algunos escaparon pasándose al cerro ( lugar apestado por los agentes de civil) y el resto escapando entre medio del cerco represivo. Estamos frente a una policía que ya no esta siendo un rol de contención ataque a distancia, sino que esta pasando a la confrontación cuerpo a cuerpo, con efectivos a pie y armados con lumas, siguiendo el modelo con que actúan las policías antidisturbios de los estados europeos. Por ende no es extraño que los bastardos cambiaran de táctica aquella noche de septiembre, ya no disparando bombas lacrimogenas a la distancia y esperando el repliegue de los encapuchados para entrar a la villa con los carros, sino que optaron por hacer un copamiento territorial en el cual lograron capturar a una gran cantidad de personas que se encontraban en el lugar.

La noche del 11.

Salir a recuperar la calle, a buscar el enfrentamiento en contra de los guardianes de la inequidad y del poder, siempre sera una acción valorable y defendible. Sin embargo frente a los sucesos de aquella noche se hacen urgente realizar criticas al accionar incendiario, bajo la mirada de poder superarlas y continuar con el enemigo en la mira. Más vale una pistola en la calle que una foto en una pared.

Hay un error grave en los círculos de accionar antiautoritario, que se va dando hace un tiempo hasta ahora, este error se relaciona con lo autómata que se realizan nuestros ataques, pareciera que nos acomodáramos/conformáramos con ciertas tácticas y estrategías con que se atacan a la policía. El mecanismo de los enfrentamientos en las “salidas universitarias” siempre es el mismo y lo mismo sucede con el combate en las poblaciones. Es necesario abandonar el acomodo en las situaciones de ataque, es necesario repensar el espacio y las posiciones que toma el enemigo y desde esa reflexión atacar. No me interesa reseñar las formulas de combate que se dan en los espacios antes reseñados, no me interesa entregar antecedentes a curiosos que nunca han arriesgado nada. Pero también esta la urgencia de la transmisión de experiencias, pero lo queramos o no la única forma de la transmisión de estas reflexiones se encuentran en su práctica misma.

Discrepamos con la visión en la cual se menciona que la estrategia de la polca fue un “cambio mínimo”. No es un cambio mínimo que cerca de 60 efectivos de fuerza policiales se tomaran todas las salidas de las calles aledañas en donde se realizaba en enfrentamiento y además que se lanzaran al combate cuerpo a cuerpo en un lugar en se tiene claro que las bombas molotovs y armas de fuego, demuestra una preparación que no fue azarosa, además si a esto le sumamos la gran cantidad de civiles que se movían alrededor deja por sentado que no fue para nada un mínimo cambio en la estrategia de los bastardos. ¿Cuál fue la respuesta insurrecta? Los cañones parecieron desaparecer mientras se veían como se reventaba las bombas molotov sin prenderse en contra del suelo, la respuesta fue nula, los rebeldes encapuchados corrían como animales asustados en la búsqueda de romper el cerco represivo, pero no fue suficiente. Hubo una evidente desorganización, la iniciativa se esfumo y el miedo junto a la confusión se apoderaron de la situación. Todo hubiese sido muy distinto si todos los encapuchados habrían unido fuerzas y atacaran a los efectivos que se encontraban en algún pasaje, el retroceso o las heridas a a estos de seguro habrían abierto el cerco represivo. Sin embargo en el terreno de las especulaciones se pueden decir tantas cosas.

Otro error grave de ocurrido durante aquella noche se relaciona con la logística, y con la capacidad de seguirle la pista al enemigo para poder sorprenderlo. Con el paso del tiempo nos enteramos que los efectivos policiales que operaron en la encerrona se habían refugiado con anterioridad en el gimnasio. ¿Qué hubiera pasado, sin en vez de que los rebeldes cortaran cinco de abril. hubieran enfilado rumbo hacia el gimnasio durante la noche? La respuesta es una sola, se podría haber atacado el recinto y dar muerte por incendio a los bastardos que se encontraban en el interior. Es de vital importancia que se averigue donde se encuentra el enemigo dentro del contexto de la lucha callejera, es de suma importancia lograr concretar modos de accionar con contra inteligencia. Hay que tomare el peso al asunto. ESTAMOS LUCHANDO EN CONTRA DEL ESTADO.

Lo anterior además rebela un error más grave aún que se relaciona con la idea de que los pobladores no advirtieron la jugada de la policía o bien guardaron silencio a sus movimientos. Esa es una tarea que los núcleos de acción deben asumir como urgente, además el lugar donde aquella noche se lucho, es uno de los puntos con una mayor “escuela” de la subversión, año tras año, década tras década, Villa Francia fue protagonista durante las noches de protesta callejera, por ende con la mayor tradición de lucha.

Desde el 12 de septiembre hasta nuestros días.

Las detenciones dejaron a 14 compañeros en cuerda floja. Si bien las detenciones fueron declaradas ilegal, era obvio que la fiscal con su espíritu de inquisidor que la caracteriza acudiera a la corte de apelaciones para lograr que por un lado las detenciones fueran declaras legales y también conseguir medidas cautelares en contra de los compañeros, lo que finalmente consigue.

Hubo un silencio en un primer momento, no me interesa hablar en nombre de los demás detenidos, pero no se puede negar que existió un animo que el proceso pasara lo más rápido posible, para que finalmente no existirá una medida cautelar más invasiva que firmar. Cada grupo u individualidad, de seguro tendrá sus propias razones para esto, y ahí esta la autonomía en la decisión, no vale la penca ni es acorde a nuestras ideas resucitar controles de cuadros. Se cayo en el grave error de llevar una defensa estrictamente legal, se cargo y empoderar a los abogados, pareciera que los rebeldes y sus entornos fueran mudos. Hoy ya a la distancia de los hechos nos damos cuenta del graso que error que se cometió.

Lo único que se consiguió con esto fue retardar la solidaridad de los compañeros. Caímos en una perdida de la proyección de este episodio sabiendo lo grave que era, lo mucho que se arriesgaba. Debemos asumir con urgencia u decisión que el trabajo de los abogados es el legal, el nuestro esta en en la reivindicación, en la propagación de gestos solidarios y ofensivos. Hoy ya alrededor de un mes y medio luego de la detención, nos encontramos que se realizan actividades y se leen comunicados de forma publica.

La calle y la memoria, nosotros y la memoria.

Salir un once de septiembre a la calle no es una acción gratuita. Son innumerable los rostros de quienes posicionados en contra de la autoridad han muerto, cada uno de esos nombres merece un sitio dentro de la memoria rebelde. Recordad no como una acción de fetiche, sino como una proyección revolucionaria.

Lo cierto es que en el ultimo tiempo la memoria más que ser un terreno de disputa frente a los hechos de la dictadura, se transforma en una hipócrita mueca de reconciliación, un simulacro de amistad, entre quienes a pesar de afirmarse como adversarios políticos conforman una misma clase: La explotadora.

Es de esta forma en que el cadáver de la izquierda reconoce su culpabilidad en los hechos del golpe. Camilo Escalona, el Estalin chileno, reconoce que la apuesta del partido socialista por la vía armada fue un error, que finalmente sus proyecciones solo aportaron a la polarización del país. La izquierda busca poner una justificación al terrorismo de Estado, como también pone de manifiesto, que la lucha no se puede llevar a cabo fuera de la institucionalizad burguesa que se establece en los mecanismos que el Estado ofrece/impone. De la misma forma la neo fascista derecha política, reconoce que durante el régimen militar existieron “excesos” y pidieron disculpas al país por aquellos hechos. Los muertos, la tortura y la violación parecieran borrarse con disculpas y palabras de buena crianza.

No es una cuestión de azar que la reconciliación se establezca como un discurso dentro de la sociedad, cuando hoy en día existe un clima de agitación social, desprestigio de la autoridad y desborde de la legalidad, por parte de la juventud activa. No es extraño que los bastardos busquen calmar las aguas, ya que las ratas se le colan a sus navíos y pareciera que el naufragio, es una amenaza real.

En los medios de control de masa, la memoria de los oprimidos también fue manoseada, se mercantilizo, se hizo ranting, una oferta más transable por ranting y auspiciadores. Todos los canales de televisó destinaron algún programa acerca de la dictadura o bien destinaron importantes minutos dentro de su parrilla a los sucesos ocurridos hace más de cuarenta años. Vale destacar la buena recepción de estos programas por incluso el publico rebelde, que pareciera que ejerciera la memoria al compas de las pantallas. Más aya de aquello se instauro una forma de recordar, que fue servil a la dominación.

Se impone la mirada en la cual las clases explotadas y explotadoras se unen, convergen bajo la idea de trabajar en comunión para derrocar a la dictadura, así nuevamente el fascismo se transforma en la mejor forma de captar las energías de los explotados, basta recordar la consigna “ganar la guerra, después la revolución”, que se levanto desde los sectores acomodados durante la guerra civil española. Todos conocemos el triste desenlace de los hechos. No puede haber un proyecto que busque la reconciliación de clases por un lado y por el otro busque la liberación. No se puede pactar nada con la dominación, no se puede jurar fidelidad a sus estructuras, no importa lo fugaz del compromiso.

Además estos programas instalaron la percepción de que el voto, fue la única herramienta política que logro desestabilizar el régimen dictatorial. Nada más falso que aquello, solo basta recordar como un sufragio (plebiscito del ochenta ) también logro dejar al dictador en el poder. Esta propuesta no es para nada antojadiza, estamos inmersos en una situación donde el voto, es decir la máxima expresión de participación democrática, se encuentra deslegitimizada, no solo en la juventud, sino que en el conjunto de la sociedad. Por ende esta la urgencia de la clases dominantes, pero también de quienes aspiran al poder de resucitar este mecanismo de alienación política, ya que si los explotados optaran por la autogestión de sus propias vidas y la negación de la política partidista, su mastodonica estructura de política/explotación perdería toda justificación.En estos programas también se opto por invisibilzar la opocision/acción de los grupos político militares de izquierda que optaron por el uso de la violencia para derrocar al régimen e instalar un proyecto socialista en Chile. Lo mismo sucedió con las jornadas de protesta que se realizaron desde las poblaciones, las cuales siempre se analizaron desde la lógica de los muertos con que saldaban los enfrentamientos, y no desde la capacidad de los explotados de reivindicar un camino a a traves del uso de la violencia en contra del poder, sin importar lo rudimentario de su armamento.

El rescate de nuestra memoria, es una acción de lealtad a nuestros compañeros como también a los revolucionarios que con quienes no tengamos afinidad completa, si reconocemos que durante el contexto histórico en el cual lanzaron su vida al combate, hacerlo fue una apuesta por la libertad. Es así como la memoria es un acto de fidelidad, es un código entre subversivos.

La historia oficlal como proyecto ideologico nuca recatara la vida de quienes desafiaron el poder sin conceder anular su autonomia, en pos de algún partido u estructura politica. Esperar la memoria desde historiadores, es ser participes de la amputación de un trozo de nuestra historia incendiaria. No podemos dejar que el poder y sus instituciones recuperen a nuestros compañeros y sus vidas, no podemos quedarnos con las imagenes en la cual por ejemplo el Estado hace unos años realizo un homenaje a los caídos de la escuela de Santa María de Iquique, quienes murieron bajo el fuego y la bayoneta del mismo Estado. El asesino no puede rendir homenaje a los asesinados.

Ejercer y reproducir la memoria negra en contra del poder, además es un acto de autonomía, al hacerse al margen de las instituciones de poder, como lo son por ejemplo las universidades. Es la reapropiacion de nuestra capacidad critica y analítica. Es un avance cualitativo dentro de la lucha.

Esta experiencia no hace más que reafirmar mis perspectivas anti especistas. El calabozo de la comisaria y la celda del tribunal de justicia, son sitios privilegiados si osamos compararlo con las jaulas y corrales, en las cuales miles de millones de animales pasaran años de una existencia teñida de tortura o hasta que sean asesinados. La especie humana ha perpetrado el mayor de los acto de terrorismos de la historia en contra de los demás seres vivos, en la explotación animal no se encuentra más que el abuso de la autoridad, el sometimiento más arrogante de toda la historia. Los monocultivos y la implementación de la transgenía no son más que herramientas serviles a la dominación y la ruptura con el mundo natural, la amputación del humano de la naturaleza es vital en el proceso de sometimiento y la perdida de la autonomía. El mayor de los genocidios se encuentra en los mataderos y en la destrucción de los habitad en pos de instalar mega proyectos urbanos, mineros y energéticos. La primera cárcel que se construyo fue para domesticar animales, el corral fue la primera institución penitenciara, y los humanos gustosos de obtener autoridad no tuvieron tapujos en convertirse en gendarmes. Quien ama y desea la libertad, realizara todo lo posible para conseguiría sin oprimir a otros, sin importar su especie, de lo contrario es un abusador en potencia, es una autoridad más.

No estoy vencido, pese a aquella noche la derrota se nos vino encima. si, porque aunque el espíritu y las convicciones nos digan lo contrario, los resultados nos indican que aquella noche, quienes osaron desafiar a ala autoridad fueron derrotados. Debemos asumilo, superar los errores y volver accionar. La derrota permanente esta en la resignación, en el apaciguamiento de nuestra rabia/acción, es allí donde la cobardía se materializa y abandonamos lo que somos.

Celebro cada acción, cada ataque, cada incendio, cada bomba. El paco no es el único enemigo, ni los bancos los blancos más importantes, mientras en el sur y el norte se levantan mega proyectos energéticos que devastaran la tierra, las forestales y monocultivos sigan siendo una de las principales amenazas para la biodiversidad indómita.

Mi más profundo cariño a quienes han apoyado a los detenidos, mi más sincero desprecio a quienes por cobardía han optado alejarse, desentenderse de sus antiguas afinidades por salvarse el pellejo.

Solidaridad activa con los detenidos en Villa Francia!

A destruir todas las jaulas!

Por la liberación total!

Un casi formalizado por desordenes graves.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s